miércoles, 23 de abril de 2014

Capitulo-1


Toda historia tiene un principio....

Me llamo Luca Sazzio y tengo 21 años.
Según lo que pone en mi documento de identidad soy hijo de Marco y Cornelia Sazzio y nací en Speranto, un pequeño país entre Italia y Francia. A penas cuenta con un par de ciudades grandes, campo, un par cordilleras y un río. Aun así es más grande que Mónaco, así que la gente suele alardear de ello. Tengo una hermana mayor, Stella, y un abuelo al que adoro, Bruno. Estudio historia antigua en la academia privada Noraltto, odio el pescado y no me gusta que me den órdenes. Es lo único que puedo comentar de mi porque es lo único de lo que estoy 100% seguro. A partir de ahí todo es tan jodidamemte enrevesado que dudo que mas de la mitad tenga algún tipo de sentido. Y aunque se lo encontrase y te lo contara jamás me creerías, a no ser que estes metido en mi mundo mental caso lo siento por ti.
Te estoy confundiendo, lo sé. Yo también estaría confuso en tu lugar, así que empezaré por el principio. Quizás debería empezar por la chica....porque, colega, siempre, SIEMPRE hay una chica. Todas las historias tienen a una rubia, castaña, pelirroja o morena haciendo que la vida del tío de turno se complique. (Y sino la hay es porque es el tío el que se la complica a ella o porque es hay. En cualquier caso siempre hay alguien complicando la situación, pero esa es otra historia). Como decía, debería empezar por la chica, pero temo que te acabes liando más de lo oque ya estas así que te contaré mi vida. O mejor un resumen. que no estamos para enrrollarnos.
Como ya te he dicho, Mi nombre es Luca Sazzio. Al genio de mi padre se le ocurrió ponerme Vito de segundo por sugerencia demo hermana. Luca Vito Sazzio. Gran ironía si tenemos en cuenta que mi familia trabaja para los di Medici como sicarios de lujo. Menos mal que no me apellido Corleone. Hubiese sido ya el colmo. ¿ah, que quienes son los di Medici? Todo a su tiempo pequeño saltamontes. De momento puedes intuir que son de la mafia. Con eso te basta y te sobra.
Volviendo a lo que nos atañe, pese a ser instruido en el combate cuerpo a cuerpo y en armas blancas desde que era un crío, jamás me han gustado las armas. Ni las peleas estúpidas y sin sentido. De hecho no me gusta ni el negocio familiar. Por eso, a los 17 años y harto de todo, me largué de casa y me desligue desde mundo. Desde entonces mis padres no me hablan. Mi hermana, por el contrario, me apoyó en mi decisión pero no siguió mis pasos (ya he perdido la cuenta de los novios que se ha cargado entre infidelidades y despecho. Agradezco al cielo su adoración hacia mi). Mi abuelo fue quien me acogió. Me paga los estudios y me costea la vida. No voy a negar que tengo gustos caros, pero me permito pocos caprichos. Un mazda deportivo descapotable, una moto de alta cilindrada, cachivaches electrónicos de ultima generación y poco mas. Nimiedades si tenemos en cuenta que Noraltto está lleno de niños pijos y que la mayoría de ellos son hijos de mafiosos o de abogados de mafiosos y el resto son parientes de políticos corruptos. Hubiera preferido ir a una universidad normal pero mi familia tiene una reputación bastante conocida y era esto o llevar guardaespaldas. Y por ahí si que no pienso pasar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario